Ciclo ovárico y ciclo menstrual

Control hormonal de la ovogénesis

Parte de la maduración del folículo se produce gracias al aporte hormonal de la hipófisis y que va a controlar la maduración del ovocito, y de toda la estructura del folículo. Desde el nacimiento aparecen en el ovario 400.000 folículos primordiales que están ovario y que lentamente van a empezar a madurar para transformarse en folículos primarios, esa maduración empieza desde el nacimiento en el ovario, pero se aceleran enormemente a partir de la pubertad, existe un mayor paso de folículos primordiales a folículos primarios y éstos siguen creciendo formando el folículo en crecimiento. Todos estos cambios ocurren independientemente del aporte hormonal. A partir de la pubertad aparecen hormonas la LH y FSH en el torrente sanguíneo que van a controlar la maduración de unos pocos folículos en cada ciclo menstrual y uno solo de ellos en condiciones normales va a  llegar a folículos de Degraff. Por ello después de la ovulación se forman dos estructuras fundamentales para el proceso de la fecundación, por un lado estaría el ovocito secundario que se encuentra en metafase dos, de la segunda división meiótica, el corpúsculo polar formado en la primera división meiótica rodeados por las zona pelúcida y la corona radiada. Esta estructura va a ser expulsada del ovario hacia las trompas de Falopio. Por otro lado está el resto del folículo formado por las células granulares, la teca y como ésta está muy vascularizadá puede tener sangre en su interior, y todo el conjunto forma el cuerpo lúteo es una glándula que va a secretar hormonas.

Por lo tanto a partir de este momento la maduración depende del aporte hormonal que va a cambiar a lo largo del ciclo menstrual. Ese aporte hormonal se produce mediante la secreción desde la hipófisis al torrente sanguíneo de dos hormonas LH y FSH que van a afectar la maduración de los folículos y el cuerpo lúteo es el que secreta progesterona y las células de la teca vienen secretando al torrente sanguíneo estrógeno, el estrógeno y la progesterona también influyen en la secreción de las hormonas LH y FSH, es decir también va influir en la secreciones de la hipófisis y del hipotálamo que son las que controlan el aporte hormonal.

 

 

Si se considera un ciclo menstrual normal de 28 días aproximadamente, durante el ciclo va haber un cambio hormonal en la concentración  de determinadas hormonas en el torrente sanguíneo. En el día 1 las dos hormonas LH y FSH secretadas desde la hipófisis comienzan a aumentar su concentración en sangre (la concentración aumenta los primeros días) estas hormonas facilitan la maduración de los folículos en crecimiento que han sido activados y comienzan a formar el antro folicular, se desarrolla más la teca que envuelve a todo el folículo. Lo que ocasiona en torno al día 10 que la teca comience a secretar estrógenos, estradiol, hasta este momento la concentración de estradiol en sangre es muy baja, pero la maduración del folículo en crecimiento hace que las células de la teca secreten cada vez más estradiol. Por lo que en torno al día 10 se observa cómo aumenta la concentración en sangre de estradiol secretando por la teca (no es secretando por la hipófisis) este estradiol empieza aumentar y el día 14 esta concentración de estradiol es suficiente para indicar al hipotálamo y posteriormente a la hipófisis que la concentración de estradiol es suficiente, el folículo esta madurando y que se puede producir la ovulación, la hipófisis lo que hace es mandar una señal que se traduce en un aumento muy grande de la hormona LH, y un aumento no tan grande de la hormona FSH. Los picos se pueden observar en unas pocas horas. El pico en la concentración de la hormona LH es fundamental para que ocurra la ovulación, es decir para que las células granulares que están unidas entre ellas por uniones en hendidura, uniones gaps que permiten que las células crezcan simultáneamente, cierren sus uniones, se desacople la estructura de células granulares, esto permite que el ovocito termine la primera división meiótica y empiece la segunda división meiótica y quede flotando en el antro folicular, ya que se han desacoplado las células de la capa granulosa e inmediatamente la presión del líquido provoca la rotura del folículo y que salga el ovocito secundario con la zona pelúcida y la corona radiada. Por lo que este proceso de ovulación esta ocasionado por la hormona LH fundamentalmente que produce cambios en el folículo que permite que pueda ser expulsado el ovocito desde el ovario hacia la trompa de Falopio. A partir este momento la hormona LH también es la encargada de que la teca, las células granulares e incluso la sangre que puede estar en el interior se transforme en una glándula, el cuerpo lúteo o cuerpo amarillo (ya que acumulan lípidos) que secreta otra glándula al torrente sanguíneo que es la progesterona, por tanto partir del día 14 se mantiene la secreción de estradiol, el nivel de progesterona que es muy bajo desde el día 1 empieza a crecer desde que se ha formado el cuerpo lúteo y este crecimiento de la progesterona provoca el hipotálamo y la hipófisis dejen de secretar FSH y LH, de manera que la concentración elevada de progesterona inhibe a las hormonas LH y FSH, decayendo mucho su concentración prácticamente a 0 durante la segunda parte del ciclo menstrual, por lo que en esta segunda parte ningún folículo puede estar madurando llegando a folículo de Degraff, porque las hormonas responsables se encuentran en muy baja concentración. El cuerpo lúteo se mantiene activo en la mayoría de los casos durante 14 días, por lo que durante sus catorce días está secretando progesterona y estradiol. A partir del día 12-13 (últimos días del ciclo) se pierde la funcionalidad de esta glándula y se deja de secretar estradiol y progesterona, disminuyendo su concentración en sangre, prácticamente desaparecen. En este momento se vuelve a comenzar el ciclo la FSH y LH vuelven aumentar.

 

Solamente en algunos casos el cuerpo lúteo se mantiene activo durante mucho tiempo, es el caso de la fecundación, desde día 14 y en dos o tres días se puede producir la fecundación, si éstas se produce en los días siguientes se va a producir la implantación del embrión en la pared del útero, y esa implantación del embrión estimula la secreción de hormonas que van a señalizar  al hipotálamo y a la hipófisis que hay una implantación, y por tanto un embarazo, para que mantenga activo el cuerpo lúteo durante prácticamente todo el desarrollo embrionario. La progesterona y el estradiol son necesarios para mantener todo el epitelio que rodea el embrión y la estructura del útero.

Pero la mayoría de los casos o cuerpo lúteo sólo se mantiene activo durante dos semanas.

 

Todos estos cambios hormonales lo que producen es que sólo un determinado folículo llegue al estadio de Degraff y se de la ovulación, también provocan que durante el resto del ciclo menstrual no haya ninguna otra maduración de ningún folículo, y que toda la maquinaria necesaria para albergar al embrión esté preparada durante un par de semanas parsi ocurre la fecundación.

Por lo tanto las hormonas permiten que uno de sus folículos pueda ovular y salir fuera del óvulo y también preparan para la estructura que está en la pared del útero, para poder albergar al embrión. El zigoto de mamíferos es una célula grande de unas 100 micras de diámetro que tiene nutrientes, pero estos nutrientes son para pocos días, por ello el embrión tiene que implantarse en algún sitio donde pueda conseguir nutrientes y oxígeno y pueda eliminar sus productos de desecho y el dióxido de carbono, para poder mantenerse vivo y seguir desarrollandose, por ello la pared del útero tiene que estar preparada por si ocurriese una fecundación. Por ello en cada ciclo menstrual se prepara la pared del endometrio, la pared del útero. Por ello también he cambios cíclicos en la estructura del útero que van desde el día uno del ciclo menstrual hasta el día 28, la pared del útero esta formada por una capa muscular, de músculo liso, que está en la base y se denomina miométrio y sobre esta capa de músculo aparece mucososa granular que está formado primeramente por una capa de células que se mantienen durante todo el ciclo menstrual, que se denomina la capa basal del endometrio, el endometrio tiene varias capas, una de ellas es la capa basal que va a tener el mismo espesor durante todo el ciclo menstrual. Sobre el esta capa basal aparece otra capa de células que se denomina la capa funcional, que a su vez se divide en capa compacta y capa esponjosa. Al comienzo del ciclo menstrual, durante los primeros días, aproximadamente cinco días, lo que tenemos en el endometrio es solamente la capa basal, es decir las células del tejido granular que están por encima del niometrio, a partir del día 5 empieza a formarse la capa funcional que empieza a crecer porque el aporte hormonal favorece  que las células se dividan por mitosis, formando cada vez mayor número de células, aumentando el espesor de la capa funcional del endometrio. La parte compacta es la parte más externa, hacia la luz del útero, hacia el interior está la capa esponjosa. Además aparecen otras estructuras, hay unas glándulas que parten desde la capa basal y que van creciendo a la vez que va creciendo el espesor de la capa funcional. Las glándulas van aumentando su tamaño para generar mucopolisacáridos hacia la luz del útero. A partir del momento de la ovulación va a crecer más esta capa funcional y además del aporte sanguíneo fundamental para poder nutrir a éste embrión, por lo que hay arterias uterinas que van a dejar ramas que dejan ramificaciones en la capa funcional, y que se denominan arterias espiraladas, a nivel de la capa basal del endometrio son arterias basales, este aporte es necesario para poder nutrir al embrión en caso de fecundación, y venas endometriales. En el momento de la ovulación los niveles de las hormonas LH y FSH descienden desapareciendo el torrente sanguíneo, mientras que nivel de progesterona aumenta,  la progesterona va a cambiar la estructura del endometrio, aumentando el espesor de la capa funcional del endometrio (aunque no es tan llamativo, la primera fase, antes de la ovulación) este crecimiento en espesor no ocurre por divisiones celulares del endometrio, sino que acumulan en su interior todo el líquido que están secretando las glándulas uterinas, y por tanto crecer por la acumulación de sustancias, mucipolisacáridos. Las glándulas uterinas se hacen cada vez más contorneadas, aumentan de tamaño y segregan mucopolisacáridos que van a estar dentro de la pared del endometrio y también va aumentar el aporte sanguíneo de las arterias uterinas, que van dejando cada vez más ramas y más complejas con más ramificaciones dentro de la pared del endometrio

Aparecen en las células específicas llamadas células deciduales que se van especializar y que permiten que se integre el embrión dentro de la pared del útero. También aparecen proteínas del tipo integrinas dentro de la matriz intracelular que esta formando el endometrio para poder reconocer y albergar al embrión.

 

Si no existe fundación el cuerpo lúteo deja de secretar hormonas en unos 14 días, por lo que a partir del día 12-13 los niveles de progesterona disminuyen hasta prácticamente desaparecen, lo que provoca que la estructura del endometrio deja de tener funcionalidad, deja de tener un aporte sanguíneo que le permita mantenerse, por lo que toda la estructura decae. Y al decaer lo que sucede es que todas las arterias espiraladas que irrigan el endometrio se rompen, por lo que las células que formaban la capa funcional del endometrio empiezan a degenerar. La hemorragia que se produce debido a la rotura de las arterias es lo que provoca la menstruación, y la hemorragia arrastra a toda la capa funcional, todo el tejido que se había formado en el endometrio, por lo que todo el endometrio decae hasta el nivel de la capa basal, a partir de la cual se va a volver a reiniciar otro ciclo . Por tanto todos estos cambios hormonales tienen los sentidos: que madurar un folículo y poder mantener la estructura del endometrio en unas condiciones óptimas para albergar al embrión.

A la fase que va desde la menstruación hasta la ovulación se denomina fase proliferativa, comienza a crecer el tamaño del endometrio por mitosis por el aporte de las hormonas las hormonas FSH y LH y estrógenos.

Desde el día 14 hasta el final de la menstruación fase secretora, porque es el cuerpo el útero el que mantiene la estructura del endometrio.

Please follow and like us: