Cómo curar un afta en la boca de forma rápida

Las aftas, llagas o úlceras en la boca son pequeñas lesiones de la mucosa oral, de carácter benigno por lo general, que producen incomodidad y ciertas molestias al comer, besar o hablar. Pueden aparecer en cualquier punto de la cavidad bucal (lengua, labios, garganta, encías…), poseen forma redondeada y un color entre blanco y amarillento.

Las aftas son muy comunes y, sin duda, las lesiones más frecuente de la cavidad oral. Se estima que alrededor del 20 por ciento de la población las sufre con carácter recurrente. Son más usuales entre los jóvenes, especialmente a partir de los 10 años de edad y hasta los 20.

Las aftas no son contagiosas ni provocan mal aliento, aunque pueden llegar a ser muy dolorosas y molestas. Antes de ofrecer respuestas al interrogante “¿cómo tratar las llagas de la boca?”, nos adentramos en las razones que justifican su aparición y en algunos trucos para evitarlas.

llaga en cavidad bucal

Por qué se producen y cómo evitar las aftas en la boca

Las aftas pueden aparecer por diversos motivos (infecciones virales, defensas bajas, síntoma de estrés o ansiedad laboral, intervenciones, falta de sueño, déficit de vitaminas y minerales…). Parece demostrado que están relacionadas con desbalances en el sistema inmunitario, cursando con los detonantes reseñados y con otros, como alteraciones hormonales del ciclo menstrual, reflujo gástrico, ingesta de comidas ácidas o tratamientos antiinflamatorios.

Una correcta alimentación, rica en vitaminas y minerales, hidratar suficientemente la cavidad bucal y mantener una correcta higiene son aspectos que ayudan a evitar las llagas.

Cómo curar llagas en la lengua

Es importante tener en cuenta que no existen medicamentos milagrosos para curar las llagas en la lengua de un día para otro. Estas lesiones pueden durar hasta dos semanas y las pomadas que se utilizan para tratarlas ayudan a acelerar la cicatrización de las mismas (las que contienen corticoides y antiinflamatorios). Otros fármacos sólo incorporan anestésicos, que simplemente alivian los síntomas de las llagas en la lengua u otros puntos de la cavidad bucal.

Amlexanox y acetonido de triancinolona son dos de los medicamentos habituales en el tratamiento de aftas y llagas.

No son pocas las personas que prefieren decantarse por otros medios y se preguntan cómo curar las llagas en la lengua, de forma rápida, con remedios caseros. Allá van algunos consejos:

  • Aplicar zumo de limón fresco sobre la zona.
  • Buches de agua tibia con sal. La sal es uno de los antisépticos más baratos y efectivos que existen. Conviene mezclarla con agua, para evitar el dolor y la irritación.
  • Nitrato de plata.
  • Agua oxigenada mezclada con agua común y aplicar directamente en la llaga con un algodón.
  • Enjuagues de difenidramina con leche de magnesia.
  • Bicarbonato sódico. Produce un efecto parecido al de la sal. Se recomienda hacer buches sin tragar y mezclarlo con agua natural.
  • Hielo. Se trata de un antiinflamatorio natural, que ayuda igualmente a calmar el dolor y la irritación que producen las llagas.
  • Yogur. Como ocurre con la leche de magnesia, las bacterias de este producto contribuyen a modificar la composición del pH de la cavidad bucal y, por  consiguiente, a controlar la formación de microorganismos.

¿En qué momento debemos preocuparnos por un afta en la boca?

Como señalamos anteriormente, las aftas o llagas de la boca suelen ser benignas. No obstante, en algunas ocasiones son síntomas de otras enfermedades más serias. Por ello, resulta fundamental prestar atención a su evolución, especialmente en los siguientes casos:

  • Llagas anormalmente grandes.
  • Demora en la cicatrización, más allá de las tres semanas.
  • Aftas recurrentes.
  • Signos de infección en el área afectada.
  • Fiebre, pérdida de peso, de apetito etc.

Hemos de tener presente, igualmente, que las úlceras orales pueden aparecer asociadas a otras patologías, como el lupus, la enfermedad de Behcet, enfermedad de Crohn, celiaquía, VIH, neutropenia, sífilis etc. Como regla general, las llagas asociadas a estas patologías presentan características especiales, que las hacen diferentes de las aftas comunes.

En resumen, si nos preguntamos cómo curar boqueras, heridas o llagas en la boca de manera rápida, hemos de saber que no existen fármacos o remedios caseros milagrosos. La duración de estas úlceras o aftas puede reducirse, eso sí, aplicando soluciones que ayuden a la cicatrización de las mismas.

Fotos | Wikimedia-Vinci2005  Ebarruda

Deja un comentario