Descubre todo lo que tienes que saber sobre el sarro dental

Tu boca está llena de bacterias. Estas bacterias son una parte importante del aparato digestivo, pero pueden causar problemas en los dientes. Estos se quedan en los huecos de los dientes, donde se alimentan de las partículas de comida que quedan cuando comes. Como resultado, se produce un ácido.

Este ácido puede afectar el esmalte de los dientes y, finalmente, causar las caries. Estas bacterias y sus productos también pueden causar los compuestos de azufre en la boca que son las causas comunes de mal aliento.

El sarro dental no es más que una calcificación de la placa bacteriana, una acumulación de bacterias en una sucesión de películas que se va acumulando en las zonas menos accesibles entre los dientes y la encía, por eso es importante que la higiene dental sea en profundidad. Si los alimentos, la placa y las bacterias permanecen en tu boca, con el tiempo se endurece. Esto que ya hemos indicado que se conoce como sarro, cuando se desarrolla el dentista es el único que puede eliminarlo cuando está muy avanzado, ya que se pega a los dientes firmemente. Finalmente, las bacterias, la placa y el sarro producen residuos que perjudican bastante las encías, causando gingivitis.

Si la gingivitis no es tratada, eventualmente vas a terminar con una enfermedad periodontal, las encías y los huesos que sostienen los dientes terminaran por dañarse, lo que puede conducir a una pérdida de los dientes. Por lo tanto, usar hilo dental es vital para mantener sus dientes.
Hay dos tipos de sarro según la zona donde la acumulación es más intensa:

  • Supragingival: Cuando la presencia está acotada a la zona exterior, la superficie de los dientes.
  • Subgingival: Cuando este se acumula debajo de la encía entre el diente y la encía.

Causas de la proliferación del sarro

Como hemos comentado antes el sarro se acumula por una higiene dental deficiente, que, al menos, no llega a las zonas más recónditas de nuestra boca.

Prevenir y tratar la acumulación de sarro

Para prevenir es importante cepillarse los dientes con regularidad, después de las comidas principalmente, utilizar enguajes bucales y el uso del hilo dental (o seda dental), que es una de las cosas que más se recomienda a la gente cuando visita a su dentista.

Usar el hilo dental es mucho más que una cosa agradable por hacer. Los dentistas buscan que uses el hilo dental para eliminar algunas de estas bacterias de tu boca. El uso de hilo dental alcanza entre los dientes para remover el alimento, las bacterias y la placa que el cepillo no puede alcanzar. Es imposible que puedas limpiar la boca con sólo cepillarte los dientes, así que usar el hilo dental es vital para conseguir una boca limpia.

El uso del cepillo eléctrico también es bastante recomendable, ya que está comprobado que elimina más eficientemente el sarro acumulado con sus movimientos circulares. Consulta a tu dentista para complementar tu higiene con un cepillo dental eléctrico.

Una vez tienes una acumulación importante es conveniente acudir a un dentista que te explicará como quitar el sarro de los dientes.

Deja un comentario