Dieta con proteínas del doctor Atkins, ¿funciona?

La dieta con proteínas de Atkins fue creada por un cardiólogo de Estados Unidos a comienzo de los años setenta. Robert C. Atkins publicó un libro titulado “La revolución dietética del Dr. Akins”, en el que daba a conocer su método nutricional, basado en la ingesta de alimentos pobres en hidratos de carbono.

Desde el primer momento, la comunidad científica y muchos expertos en nutrición criticaron los fundamentos de esta dieta para bajar de peso y los principios preconizados por Atkins. Hay que reseñar, no obstante, que este método no es original del cardiólogo norteamericano, pues ya se publicó a mediados del siglo XIX con el nombre de Dieta de Banting.

Pero, ¿cuáles son las características de la dieta para adelgazar del doctor Atkins?.

metro y tenedor

Fundamentos nutricionales de la dieta Atkins

Este método nutricional se basa en un desequilibrio de los nutrientes que se aportan al organismo, teniendo en cuenta las Ingestas Diarias Recomendadas (IDR) por los expertos. Así, mientras estos últimos aconsejan un aporte de hidratos de carbono diario de entre el 50 y el 60 por ciento, Atkins y sus seguidores sitúan la horquilla entre el 5 y el 20 por ciento.

Frente a esta disminución considerable de los hidratos de carbono, Atkins, por el contrario, permite un consumo ilimitado de grasas y cantidades reducidas de verduras o frutas. A pesar de todas estas premisas, la dieta permite adelgazar a las personas que la inician. ¿Por qué razón?.

Al comenzar la dieta, el aporte de hidratos de carbono se reduce bruscamente y el cuerpo se ve obligado a emplear las reservas internas de este nutriente (glucógeno), que se halla directamente vinculado con el agua del organismo (al eliminarse glucógeno, se elimina también agua). Por ello, durante los primeros estadíos del método nutricional se pierde peso, agua fundamentalmente y no grasa.

Eliminadas todas las reservas de carbohidratos, el organismo comienza a emplear la grasa y los músculos para conseguir energía. Este hecho provoca la aparición de cetonas, unas sustancias que pueden acumularse en la sangre en niveles muy elevados, provocando un olor de aliento característico. En estas circunstancias pueden aparecer náuseas y fatiga. Las cetonas, además, contribuyen a inhibir el apetito.

¿Es la Atkins una dieta sana para perder peso?

La de Atkins se halla en las antípodas de lo que ha de ser una dieta saludable para adelgazar. Pensemos que se trata de un método rico en grasas saturadas, con las consecuencias (problemas cardiovasculares) que ello conlleva a largo plazo. Por otra parte, un excesivo consumo de proteínas puede terminar dañando los riñones (han de trabajar a ritmo forzado, para depurar todos los desechos de dichos nutrientes).

La dieta con proteínas del doctor Atkins no es sana, porque prescinde de alimentos tan necesarios como los cereales, las frutas o las verduras. ¿Qué significa este hecho?. Pues que el organismo humano se ve privado de nutrientes imprescindibles para una vida saludable, como las vitaminas, minerales, la fibra, los flavonoides, antioxidantes etc. Recordemos que algunos de estos componentes contribuyen a prevenir enfermedades cardíacas o el cáncer.

Por si fueran pocos los aspectos negativos, la dieta termina siendo aburrida y los que la siguen la abandonan finalmente. En resumen, la dieta Atkins no es más eficaz que otros métodos y las consecuencias, si no se lleva un control médico, pueden ser terribles para nuestra salud.

Si deseamos realizar una dieta para bajar la barriga, ganar masa muscular, perder algo de grasa o bajar de peso, el primer paso es dirigirse a un doctor especializado o al de cabecera. Estos profesionales deben ser los encargados de orientarnos en torno a esta cuestión. Las aventuras que se inician sin control médico están abocadas al fracaso y, lo que es peor, pueden dañar gravemente nuestra salud.

Deja un comentario