Fontanela del Bebé: síntomas, características, cuidados y peligros

El primer mes de vida de un recién nacido es conocido como período neonatal. Si nace una vez cumplida su edad gestacional, que va de la semana treinta y siete a la semana cuarenta y dos, es considerado recién nacido o neonato a término. Si nace antes de ese tiempo, se le llama neonato prematuro, si nace después, es llamado recién nacido postmaduro.

fontanela bebé cuidados
Fontanela bebé cuidados

En cuanto a su peso al nacer, varía de los dos kilos y medio a los 4 kilos. Si está por debajo del mínimo se considera de bajo de peso, si por el contrario, está por encima se dice que es de peso elevado. Además de estas importantes características, existe un rasgo resaltante en los bebés recién nacidos: las fontanelas. 

Las fontanelas, ¿qué son

Las fontanelas son las separaciones o suturas, de los huesos craneales, son espacios sin hueso en el cráneo del bebé. Estas separaciones se dan por la falta de unión de los huesos, condición necesaria para que puedan crecer, tanto los huesos como el cerebro.

Se pueden observar dos fontanelas, la anterior y la posterior. La anterior, se cierra entre los nueve y los dieciocho meses, aunque puede prolongarse hasta los dos años de edad. Y la posterior, tarda mucho menos en cerrar, -entre el primer y segundo mes de vida-, y es más pequeña que la anterior.

Así como la razón principal de las fontanelas es permitir el desarrollo físico del bebé, también viene dada su importancia, desde el momento mismo del parto. Ellas permiten que los huesos se sobrepongan, unos con otros, haciendo la cabeza más pequeña para que así pueda pasar por el conducto del parto sin ocasionar daño alguno al cerebro.

que es la fontanela bebé
¿Qué es la fontanela bebé?

Síntomas de la fontanela

Los cambios en el aspecto de la fontanela, dan señales, no siempre de alarma, de la salud del bebé.  Si se observa ligeramente abultada, puede ser un ligero aumento de la presión intracraneal, que desaparecerá al calmarse el bebé. Si por el contrario, al palparse, se forma un vacío, puede ser por problemas con la hidratación, y allí sí se debe acudir al pediatra. 

Características de la fontanela

Como ya hemos visto, las fontanelas aseguran el espacio para el crecimiento del cerebro del bebé, pero cómo saber si aún ofrece el espacio adecuado, ¿o si aún continúa esa separación?

El pediatra debe asegurarse del sano y normal crecimiento del bebé. Para medir esos avances se apoya en los percentiles, que no son más que tablas estadísticas, que permiten comparar los resultados de la evaluación del bebé con bebés de iguales características.

El control de crecimiento se realizará durante el primer semestre de vida de forma mensual, y en los segundos seis meses, será cada dos meses. 

Para las fontanelas, existe una medida común, -aunque no fija- que es el tres por tres, por su aspecto de cruz.  Entonces, se diría tres dedos en vertical y tres dedos en horizontal. Se debe medir la cabeza del bebé y la fontanela anterior, además de verificar que aún continúa abierta.

En el caso de la cabeza, los percentiles que indican normalidad sería de 3 a 97. Aunque su tamaño puede ser condicionado por varias razones:

tipos fontanela bebé
Tipos: fontanela del bebé
  • Genética (factores hereditarios), 
  • Sexo (son más pequeñas las de las niñas)
  • Alguna patología

En el caso de las fontanelas, en cada chequeo pediátrico se debe realizar la medición y cierre de las mismas. Es alrededor del noveno mes, que se deja de sentir la fontanela, y generalmente, su cierre se presenta a los dieciocho meses, aunque este proceso puede extenderse hasta los veinticuatro. Si esto sucediera, la recomendación es ingesta de vitamina D, tanto en suplementos líquidos, como en actividades al aire libre.

Cuidados de la fontanela del Bebé

  • Palpar la fontanela, no implica ningún riesgo para el bebé. 
  • El cierre temprano o tardío de las fontanelas, impiden el normal crecimiento del cerebro.
  • Mantente atento al aspecto de la fontanela, si la ves abultada o hueca, muy grande o chica, pudiese ser algún síntoma digno de consultar.
  • En promedio, el cierre de las fontanelas ocurre entre el décimo tercer mes y el décimo cuarto, y se da antes en niños que en niñas.
  • Las fontanelas evitan que se concentre presión intracraneal en el cerebro, así que no te alarmes por leves golpes en la cabeza. 
  • No tienen relación directa el intelecto con el tamaño de la cabeza, pero, si las fontanelas se cierran antes de tiempo, el crecimiento del cerebro se verá comprometido lo que podría ocasionar alguna anomalía.

Variaciones de las medidas de las fontanelas

Tipos de fontanela en los bebés
Tipos de fontanela en los bebés

El avance en el proceso de crecimiento y cierre de las fontanelas debe ser monitoreado en cada visita al pediatra, con el fin de verificar cualquier anomalía y aplicar los correctivos necesarios.

En los casos en donde se observa la fontanela muy abierta, se debe realizar un ultrasonido en la cabeza, y así observar que la cantidad de líquido en el cerebro no haya aumentado más allá de lo normal, o que esté presente alguna otra irregularidad.

Si por el contrario, el problema es que está ya muy cerrada, también debe ser evaluado, ya que esto impediría el normal crecimiento del cerebro. Esta alteración es conocida como craneosinostosis.

Peligros

La craneosinostosis es una anomalía congénita caracterizada por la unión precoz de los huesos del cráneo del bebé. A pesar de esto, el cerebro sigue creciendo, pero deformando la cabeza, y pudiendo en algunos casos llegar a causar daños neuronales.

Existen dos tipos de craneosinostosis:

  1. La compleja o no sindrómica: es la más frecuente, se desconoce que la origina, aunque algunos opinan que pudiese ser el producto de una combinación de factores ambientales y genéticos.
  2. La sindrómica: Provocada por algunas condiciones genéticas, tales como los síndromes de Apert, de Pfeiffer o el de Crouzon. Estas craneosinostosis pueden llegar a comprometer el normal desarrollo craneal del bebé.

El tratamiento para ambas, es el mismo, intervención quirúrgica, para proporcionar el espacio adecuado para que el cerebro pueda evolucionar normalmente y así evitar la deformidad de la cabeza. 

Por lo general, posterior a la cirugía, los bebés presentan un desarrollo normal, sin la presencia de daños neurológicos, y sin alteraciones estéticas. Pero es fundamental diagnosticar a tiempo, y poder así aplicar los correctivos necesarios. 

Síntomas de la craneosinostosis

Los síntomas de la craneosinostosis, por lo general, son vistos en el momento del nacimiento, pero al transcurrir los primeros meses de vida, pueden volverse más evidentes. Algunos pueden ser:

  • Deformidad del cráneo, adaptándose a la sutura que se cierre
  • Percepción anormal de la fontanela
  • Crecimiento de una protuberancia a lo largo de la fontanela
  • Alteración en el crecimiento de la cabeza del niño.

La craneosinostosis compleja o no sindrómica, se divide en varios tipos, según la sutura comprometida:

  1. Craneosinostosis sagital o escafocefalia: Es la más común de las craneosinostosis, y se caracteriza por un crecimiento alargado y estrecho de la cabeza.
  2. Craneosinostosis coronal: Pudiendo ser unicoronal o bicoronal. En la unicoronal Se presenta con aplanamiento en la frente del lado de la sutura cerrada y abultamiento donde aún está abierta, puede verse afectada también la nariz y la cavidad orbital.  En la bicoronal, la cabeza desarrolla una forma acortada y amplia, con la frente pronunciada.
  3. Craneosinostosis metópica o trigonocefalia: En esta, se puede observar la frente con una forma triangular y más ancha la parte trasera de la cabeza.
  4. Craneosinostosis lambdoidea: Es la menos común, y produce un aplanamiento en un lado de la cabeza, una oreja más arriba, y un ladeamiento de la cabeza en su parte superior.

No siempre una deformidad en la cabeza implica craneosinostosis. Existen casos de malformaciones, tales como: cabezas aplanadas, producidas por recostar al bebé, por largos períodos, del mismo lado de su cabeza. 

Para evitar que esto pase, alterna la posición en que recuestas a tu bebé. Si ya la malformación está presente, existen unas prótesis craneales, que son un tipo de casco que ayudan a corregir ese tipo de anomalías.

caracteristicas de la fontanela del bebé
Características de la fontanela del bebé

Consecuencias 

La detección temprana de la cranosinostosis permite aplicar los correctivos necesarios, y son pocas o casi nulas las consecuencias de la cirugía. Sin embargo, el no tratar la craneosinostosis puede desencadenar una serie de complicaciones, entre ellas:

Mal formación permanente del rostro y el cráneo

Afectar negativamente la autoestima, pudiendo convertirlo en una persona que busque aislarse del resto

En la craneosinostosis simple, el riesgo de presión intracraneal es leve, siempre y cuando se realice la corrección quirúrgica de la fontanela y de la formación de la cabeza. Pero en los casos de craneosinostosis con un síndrome no diagnosticado, la presión intracraneal puede aumentar si el cerebro no tiene el espacio necesario para su crecimiento. 

Si este aumento de la presión intracraneal no es atendido, puede originar:

  • Problemas del desarrollo (retardo)
  • Deficiencia en las habilidades cognitivas
  • Estado de letargo
  • Discapacidad visual
  • Desorden del movimiento ocular
  • Espasmos, convulsión
  • En casos extremos, muerte

Cuando se trata de la salud de nuestros hijos, ningún cuidado nos parece suficiente, pero debemos entender que no es conveniente ni exagerar ni menospreciar algún signo que veamos en nuestro bebé. Ante cualquier duda, consulta a tu pediatra, él sabrá ayudarte. Esperamos que esta información te sea útil.

Please follow and like us:

Deja un comentario