Los mejores afrodisíacos naturales

Un afrodisíaco es una sustancia o alimento que favorece y potencia el deseo sexual. El nombre deriva de la diosa griega del amor, Afrodita. Cuenta el mito que ésta surgió de la espuma del mar, cuando Cronos terminó con la vida de su padre y arrojó los genitales al océano.

Afrodita

Afrodisíacos a lo largo de la historia

Los afrodisíacos son conocidos desde que el mundo es mundo. Todas las civilizaciones han hecho y siguen haciendo uso de ellos, con mayor o menor efectividad. En la India, por ejemplo, se recurre a la miel y a la leche para incrementar el vigor sexual de los hombres. La medicina tradicional china se vale de hierbas, ginseng etc. En el mundo árabe optan por las fragancias y perfumes y los anglosajones aumentan la libido a base de zanahorias y espárragos.

Un afrodisíaco natural muy curioso es la mosca española, también llamada cantárida (Lytta vesicatoria). Durante siglos se ha empleado a modo de “viagra natural”. La cantaridina es un alcaloide presente en esta especie, que tiene la facultad de dilatar los vasos sanguíneos y procurar una erección duradera. En el siglo XVII dejó de utilizarse, porque produjo infinidad de envenenamientos y muertes.

Existen historias realmente tristes, relacionadas con la búsqueda de afrodisíacos naturales. La creencia de estas propiedades en los cuernos de rinoceronte casi logra extinguir por completo la especie.

Muchos expertos afirman que existen pocas evidencias en torno a la efectividad de muchos de estos afrodisíacos naturales. Es más, algunos no sólo son inútiles, sino que pueden llegar a ser tóxicos.

Un riguroso estudio de la universidad canadiense de Guelph llegó a una interesante conclusión al respecto: no existe ningún producto o alimento que pueda considerarse un afrodisíaco natural, aunque es cierto que muchos de ellos influyen positivamente en el deseo sexual.

El chocolate o el ginseng, por ejemplo, provocan efectos fisiológicos, que favorecen el aumento de la libido. A continuación, los analizamos con más detalle.

higos

Los 10 mejores productos naturales afrodisíacos

#1.- Ginseng rojo de Corea. Se ha empleado con éxito para tratar disfunciones eréctiles.

#2.- Chocolate. Tiene muchas propiedades sobre nuestro sistema nervioso y ayuda a producir endorfinas (hormonas de la felicidad).

#3.- Maca de los Andes. Se trata de una planta que, desde el siglo XVI, se emplea para aumentar la fertilidad en animales y hombres.

#4.- Café. Sin duda, uno de los mejores estimulantes que existen.

#5.- Nueces. En algunas civilizaciones se emplean en las noches de boda.

#6.- Ginkgo. También denominado árbol de los cuarenta escudos. Se ha demostrado su eficacia contra la disfunción sexual en el 76 por ciento de los hombres y en el 91 por ciento de las mujeres.

#7.- Higo. Esta dulce fruta tan española era muy apreciada entre griegos, romanos y egipcios.

#8.- Frambuesa. Resulta ideal como afrodisíaco femenino. Relaja los músculos del área genital.

#9.- Yohimbina. Se extrae de un árbol africano. Es un alcaloide muy eficaz para curar la impotencia, aunque con efectos secundarios potencialmente graves. En España está prohibida su venta.

#10.- Dátil. Fruto sagrado para los musulmanes, es energético y un dulce potenciador del deseo sexual.

No pocas veces, los denominados afrodisíacos naturales simplemente ejercen un efecto placebo. Es evidente que en ningún caso pueden competir con medicamentos como el Cialis o el Viagra, por ejemplo. Sin embargo, no hay que negarles la magia que les envuelve, la exquisitez en algunos casos y el refuerzo del deseo en otros muchos.

Deja un comentario