Mejores remedios naturales para la tos

La tos tiene lugar al producirse una contracción espasmódica, a veces repetitiva, de la cavidad torácica, que provoca una liberación brusca de aire y mucosidad procedente de los pulmones. Puede ser voluntaria o refleja. La tos en bebés o adultos suele ser síntoma de una enfermedad leve. Si le acompaña la fiebre, dificultad para respirar o congestión nasal es recomendable consultar al médico.

Puede darse tos seca o tos con flemas o húmeda. La que dura menos de dos semanas se denomina tos aguda. La crónica es la que se prolonga más allá de las cuatro semanas.

La tos es una reacción natural del organismo, que evita la entrada de elementos, distintos del aire, en los pulmones. El humo, el polvo, las migajas, el exceso de flemas o infecciones virales respiratorias son algunas de las causas de la tos.

Productos naturales para la tos

A continuación, enumeramos y desarrollamos los mejores remedios naturales para la tos. Todos ellos resultan eficientes y altamente recomendables:

miel

  • Miel. La miel es, sin duda alguna, el mejor producto natural para combatir tos y afecciones de la garganta. Podemos tomarla con leche caliente, limón o cebolla. Algunos estudios han demostrado que la miel es, incluso, más efectiva que medicamentos como el dextrometorfano.
  • Pimienta negra. Este producto es idóneo para la tos húmeda. Estimula la circulación y flujo de la mucosidad. Mezclada con miel, su efecto se refuerza. Sólo se precisan una cucharada pequeña de pimienta fresca y dos de miel en un vaso. Lo llenamos de agua hirviendo y ¡listo!. Las personas con problemas de gastritis deben ignorar esta recomendación (por la acción de la pimienta).
  • Té de tomillo. El tomillo es una hierba aromática empleada como condimento en la cocina. Sin embargo, posee otras interesantes propiedades: alivia problemas gastrointestinales o digestivos, así como ciertas afecciones de las vías respiratorias. Además, es un eficaz repelente de mosquitos, es rico en hierro y un poderoso desinfectante, cicatrizante y antiséptico.

Esta infusión alivia la tos, relaja los músculos de la tráquea y contribuye a reducir la inflamación. Si le agregamos miel y limón, conseguimos mejorar el sabor y potenciar el remedio.

  • Jengibre. El jengibre se emplea desde tiempos inmemoriales para curar resfriados. Esta planta posee propiedades antihistamínicas y descongestivas y suele servirse con limón.
  • Raíz de regaliz. El orozuz se utiliza desde hace siglos para fabricar caramelos, postres y bebidas. Destaca por su agradable sabor y profundo olor. La raíz de orozuz es muy útil a la hora de mitigar los efectos de enfermedades como el asma, los resfriados y la gripe. Las pastillas de regaliz son muy aconsejables para curar la tos.

Cómo curar la tos con otros trucos

Existen otros remedios naturales para curar la tos persistente. Ducharse con agua caliente antes de dormir, hacer gárgaras de sal y tomar uvas o almendras son otros remedios caseros muy efectivos.

Hemos de tener en cuenta, igualmente, que los ambientes muy secos pueden provocar cuadros de tos persistente. En estos casos se hace necesario instalar humidificadores caseros naturales (plantas, por ejemplo) en las estancias más frecuentadas.

Hasta aquí algunos remedios, trucos y productos naturales para combatir la tos. En cualquier caso, hemos de acudir de inmediato a nuestro médico si notamos que los episodios no ceden con el tiempo y, especialmente, cuando la tos se acompaña de otros elementos combinados, como fiebre, malestar, fatiga etc.

Deja un comentario