¿Qué es y cómo curar un orzuelo?

Un orzuelo es una protuberancia que aparece en los párpados o base de las pestañas, como consecuencia de la inflamación de tres glándulas sebáceas denominadas Zeiss, Moll y Meibomio. El estrés, alteraciones hormonales, blefaritis (inflamación crónica del párpado) o infecciones causadas por bacterias estafilococos son los motivos usuales que desencadenan la aparición de los orzuelos.

La glándula de Zeiss es unilobular y se halla en los párpados. Segrega sustancias aceitosas que terminan excretándose por el folículo piloso. La de Moll es una glándula sudorípara, que se encuentra cerca de la base de las pestañas. En último término, existen en torno a cincuenta glándulas de Meibomio en el párpado superior y alrededor de veinticinco en el inferior. Todas ellas producen secreciones que forman parte de la película lagrimal.

La blefaritis es una inflamación del borde de los párpados, causada por infecciones bacterianas, dermatitis seborreica o rosácea. Es una enfermedad crónica, con episodios repetitivos y que no tiene cura. Sin embargo, mantener una rutina higiénica de los ojos ayuda a controlar y evitar sus síntomas.

ojo

El orzuelo tarda en curar unos veinte días aproximadamente, resulta muy molesto y sus síntomas más evidentes son:

  • Molestias al parpadear.
  • Enrojecimiento del área.
  • Aparición excesiva de legañas.
  • Lagrimeo permanente.
  • Ardor y escozor en la zona afectada.
  • Fotosensibilidad.
  • Sensación de arenilla en el ojo.

Orzuelos internos y externos

Los orzuelos externos se hallan en los bordes de los párpados y se manifiestan a modo de grano amarillento. Drenan de forma espontánea en pocos días. Por su parte, el orzuelo interno, chalazión o quiste de Meibomio puede darse cuando dicha glándula queda bloqueada. En este último caso es aconsejable visitar al médico, si no hay mejoría pasados diez días.

Recomendaciones

Es fundamental no tocar, apretar o frotar el orzuelo. Si lo hacemos, contribuimos a extender la infección. Además, podemos dañar las glándulas lacrimales. También es vital mantener una adecuada higiene de la zona, evitar el maquillaje y el uso de lentillas.

Productos naturales para los orzuelos

Existen multitud de alternativas naturales para curar los orzuelos eficaz y rápidamente. Eso sí, debemos acudir al médico de inmediato si observamos que la inflamación o el enrojecimiento se extienden a otras zonas de la cara. Será el momento de recurrir a los antibióticos u otros fármacos.

En cuanto a los productos naturales más eficaces debemos nombrar los siguientes: agua tibia, acacia, cilantro, perejil, manzanilla, aloe vera, pepino etc.

El remedio natural más empleado son las compresas de agua tibia colocadas directamente en el área afectada. Deben aplicarse durante un cuarto de hora aproximadamente, unas tres o cuatro veces al día.

Las hojas de acacia ayudan a combatir los dolores que provocan estas protuberancias. También han de aplicarse a modo de compresa durante unos diez minutos aproximadamente. El cilantro, por su parte, es uno de los productos naturales más populares contra los orzuelos. Se utiliza para lavar el ojo un par de veces al día.

El perejil es un excelente anti-inflamatorio natural y un poderoso arma contra los orzuelos externos e internos.

Otra excelente solución es mojar un pequeño algodón en el líquido de la planta de aloe vera y pasarlo por la zona afectada por el orzuelo. No menos conocidas son las propiedades que la manzanilla y el pepino despliegan contra las protuberancias en los párpados y pestañas.

En resumen, los orzuelos son pequeñas inflamaciones que aparecen en los párpados, como consecuencia de infecciones, estrés, alteraciones hormonales etc. Se tratan con antibióticos orales o tópicos, aunque existen alternativas naturales muy efectivas, como las enumeradas en los párrafos anteriores. Para lograr una cura rápida, es crucial no tocar la zona afectada, mantener una higiene escrupulosa en los ojos y evitar el uso de lentillas o de maquillajes.

Deja un comentario