Ranitidina: ¿Qué es?, ¿para qué sirve?, ¿cómo tomarlo?

¿Qué es la ranitidina?

La ranitidina es la denominación común internacional con la que se conoce al fármaco usado para impedir la producción del ácido gástrico o ácido intestinal. Es un medicamento inhibidor de los receptores de la histamina.

La histamina es una molécula, que tiene funciones tanto de hormona como de neurotransmisor y su función es regular diversas actividades biológicas en los humanos.  Es producida por las diferentes células de nuestro organismo. Entre ellas por las células gástricas y las enterocromafines de la mucosa gastrointestinal.

El efecto que produce la ranitidina es reducir la cantidad de ácido gástrico o ácido estomacal, con el fin de prevenir y tratar el reflujo gástrico o acidez estomacal, así como también como tratamiento para las úlceras pépticas o gástricas.

La ranitidina es comercializada, a nivel mundial, con diversos nombres. Los laboratorios farmacéuticos alemanes Boehringer Ingelheim la comercializan como “Zantac”, en México los Laboratorios Senosiain la sacaron como “Ranisen”, en Chile los Laboratorios Biosyntec lo hacen bajo el nombre de “Flatop”.

En España, la ranitidina es comercializada como Zantac, Terposen, Ardoral o Alquen.

Origen de la ranitidina

Este medicamento fue desarrollado por el Laboratorio GlaxoSmithKline (antes Glaxo) en unión con el Grupo Smith, Kline & French. Su inserción al mercado farmacéutico se hizo en el año 1981, convirtiéndose en el medicamento más vendido del mundo, en el año 1988.

Su uso más común es para el tratamiento de la úlcera péptica o gástrica (PUD), y en los casos de reflujo gástrico o gastroesofágico (ERGE).

¿Para qué sirve la ranitidina?

La ranitidina es un medicamento especializado en la inhibición de la producción del ácido gástrico o ácido estomacal.

Es usada en el tratamiento de:

  • Úlcera duodenal
  • Úlcera péptica o gástrica,
  • Reflujo gastroesofágigo
  • Condiciones hipersecretorias patológicas
  • Prevención de hemorragia gastrointestinal producto del estrés.

Las úlceras pépticas o gástricas son aquellas heridas del tracto digestivo, producidas generalmente por el ácido gástrico o estomacal. Entre las causas más comunes que las originan dichas úlceras están:

  • La presencia de bacterias, como la Helicobacter pylori (H. pylori): Responsable, además, de producir infección e inflamación del estómago (gastritis), úlcera gastroduodenal y algunos tipos de cáncer estomacal.
  • El uso frecuente de aspirina y medicamentos antiinflamatorios no esteroides. 

La mayoría de las veces, las úlceras pépticas producen dolor abdominal.

La ranitidina también es usada para tratar los casos de reflujo gástrico o gastroesofágico (ERGE), comúnmente llamado “acidez”.

El reflujo gástrico o acidez, es una dolencia crónica producida por la subida a través del esófago del ácido estomacal (bilis), irritando sus paredes. Puede considerarse gastroesofágico cuando su ocurrencia es de por lo menos, dos veces a la semana.

La sensación de ardor en el pecho, es el síntoma más común de esta dolencia, y por lo general se manifiesta después de comer, y se acentúa al recostarse.

Tengo acidez, ¿Puedo tomar la ranitidina?

Lo primero que una persona debe saber para poder consumir ranitidina es si es alérgico a dicho medicamento.

El consumo de ranitidina es contraindicado en pacientes que presenten:

  • Porfiria: Enfermedad metabólica. Algunos de sus síntomas pueden incluir dolor abdominal, vómitos, náuseas.
  • Insuficiencia renal y hepática: Debe ser bajo supervisión médica

Presentaciones de la ranitidina

La ranitidina es comercializada en presentaciones para ser ingerida:

  • Vía oral: Comprimidos de 150 mg/300 mg
  • Vía intramuscular (IM)
  • Vía intravenosa (IV)

¿Cómo tomar la ranitidina?

Para prevenir la acidez o reflujo gástrico, se aconseja tomar un comprimido de 150 mg, de 30 a 60 minutos antes de comer o beber algún alimento que la provoque

En los casos de úlceras estomacales (benignas): 1 comprimido de 150 mg al levantarse y otro antes de acostarse, o 2 comprimidos de 300 mg al final del día.

¿Por cuánto tiempo debo tomar la ranitidina?

Por lo general, el tratamiento con ranitidina se aconseja durante cuatro a seis semanas, aunque puede suspenderse antes si desaparecen los síntomas.

El consumo de ranitidina, ¿presenta efectos secundarios?

A pesar de ser un medicamento con un nivel alto de tolerancia, en oportunidades, puede producir en algunas personas sensibles ciertos síntomas. Algunos de ellos son: fatiga, dolor de cabeza, dolores musculares, diarrea o estreñimiento. 

Y en algunas, aunque muy pocas oportunidades, puede producir también hipotensión arterial.

El porcentaje de personas con efectos secundarios por el consumo de ranitidina, ha sido muy bajo. Está entre un uno por ciento (1 %) a cinco por ciento (5 %) de los pacientes.

La ranitidina, ¿es un medicamento seguro?

El pasado mes de abril, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EEUU (FDA), anunció el retiro de todos los medicamentos, tanto recetados como de venta libre, que sean elaborados a base de ranitidina.

Dicha decisión fue tomada debido a los resultados arrojados por una investigación relacionada con una impureza conocida como N-nitrosodimetilamina (NDMA) presente en los medicamentos con base de ranitidina.

Según esta investigación, la impureza en algunos de estos medicamentos aumenta con el paso del tiempo. Entre las causas que puede aumentar los niveles son las condiciones de almacenamiento (altas temperaturas).

Janet Woodcock, M.D., Directora del Centro de evaluación e investigación de medicamentos de la FDA, dijo en un comunicado:

“No observamos niveles inaceptables de NDMA en muchas de las muestras que analizamos. Sin embargo, como no sabemos cómo o por cuánto tiempo el producto puede haber estado almacenado, decidimos que no debe estar disponible para los consumidores y pacientes a menos que se pueda asegurar su calidad”

Ranitidina en España

En fecha 13 de septiembre de 2019, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) informó la revisión de medicamentos orales con ranitidina, ya que se había hallado nitrosaminas (N-Nitrosodimeltilamina o NDMA), después de haber realizado estudios en animales. Este compuesto se considera como un posible agente cancerígeno.

Se puede observar la presencia de este compuesto en algunos alimentos y fuentes de agua. Por lo que se estima no causa daños al ser consumido en pequeñas dosis. 

Aun así, la AEMPS ordenó el 1 de octubre de 2019, retirar del mercado 16 medicamentos con base de raniditina. Tal prohibición se hizo sobre las presentaciones de comprimidos orales, y no sobre los de administración por vía intravenosa ya que se consideran esenciales en algunos tratamientos.

Asimismo, la AEMPS le sugirió a la población en general, y en especial a aquellos pacientes que sufren de úlceras gástricas o reflujos gastroesofágico, otros medicamentos, los cuales pueden ser usados como alternativos a la ranitidina. Tales son, la famotidina, el omeprazol, el pantoprazol o el lansoprazol.

Estas recomendaciones no pretenden en ningún momento sustituir las opiniones médicas, por lo que aconsejamos si tiene alguna dolencia, antes de consumir cualquier medicamento, consulte a su médico.

Si te ha gustado, síguenos para más información.

Please follow and like us:

Deja un comentario