Sistema nervioso central. Sistema nervioso periférico. Sistema nervioso vegetativo. nervios craneales. Aspectos biológicos relacionados con el lenguaje del sistema nervioso central

SISTEMA NERVIOSO CENTRAL: ENCÉFALO Y MÉDULA

EL ENCÉFALO. Comprende las estructuras del cerebro, del cerebelo, del tronco encéfalo y del diencéfalo.

Todo el sistema nervioso central está bañado por el líquido cefalorraquídeo, que es un compuesto que amortigua los golpes, frente al cráneo. Acolcha las estructuras nerviosas, que son de distintas clases, como son: células nerviosas, glia y líquidos situados en los ventrículos cerebrales. De la importancia del encéfalo, da idea que el 17% de la circulación total del organismo se destina al encéfalo. El encéfalo está compuesto por cuatro partes:

  1. El cerebro, es el centro de la consciencia y el centro sensibilizador. Hay un predominio del hemisferio izquierdo en los diestros. Las circunvoluciones o pliesves que existen en el cerebro marcan el desarrollo filogenético de la especie. Allí se encuentran las áreas de broca y de Wernicke con trascendencia en la audición y el lenguaje.

La interconexión entre los dos hemisferios es el cuerpo calloso, que está relacionado con la facultad de aprender un nuevo idioma  a partir de los doce años y con la enfermedad de alzheimer, ya que degenera alternando la conexión entre las dos masas cerebrales.

  1. El cerebelo, es el órgano situado debajo del cerebro. Está compuesto de dos hemisferios cerebelosos, con una unión en el centro denominada vérnix. El cerebelo dispone la sustancia blanca en el centro y la gris en las capas periféricas o conficales. El cerebelo controla todo lo relacionado con el movimiento, mantiene unas fuertes relaciones con el cortex cerebral o sustancia gris del cerebro.

También mantiene conexiones con el órgano del equilibrio, conductos semicirculares, utrículo y sáculo. El cerebelo regula la actividad inconsciente (andar, bicicleta,…) muchos aspectos de la vida afectiva, de la sensibilidad, anclítica, etc.,…

Resonancias nucleares recogen los cambios de actividad del cerebelo mientras se aprende el manejo del ordenador.

  1. Tronco encéfalo, es una vía de paso de tractos o fascículos nervioso, unas vías suben, otras bajan, y allí se encuentran representados todos los núcleos de los nervios craneales y la formación reticular superior. Comprende a su vez el bulbo, protuberancia y mesencéfalo.

Actúa por ejemplo, en el reflejo o maniobras de retirar la mano ante una quemadura o pinchazo.

  1. El diencéfalo, tiene forma de cabeza de ave. Es un centro secretor y una importante encrucijada de vías vegetativas. Regula por ejemplo, las hormonas del crecimiento, las hormonas sexuales, el dolor, etc.,…

Está compuesto por el tálamo (centro), hipotálamo (encima), que ambos regulan el dolor, y el hepitálamo (debajo en conexión con la hipífisis (glándula). La hipófisis y el hepitálamo regulan la secreción de hormonas de crecimiento, sexuales, la ovulación, la menstruación,… la vida vegetativa, suficiente con el diencéfalo.

 

LA MÉDULA. Así como el encéfalo está dentro del cráneo, la médulaes una parte del sistema nervioso central situada en el conducto roquídeo de las vértebras, que le sirven de protección.

Es un tallo nervioso de forma cilíndrica blanca y de consistencia blanda. Se une al encéfalo por la zona del bulbo raquídeo (tronco encéfalo). La sustancia gris está dispuesta por el centro de la médula, a sustancia blanca está situada en la periferia y es una vía de paso de fascículos nerviosos que vehiculan información sensitiva, es decir, es una vía de conducción de impulsos nerviosos.

La sustancia gris la representa el centro nervioso vegetativo, y el centro de localización de sinapsis. La médula espinal no llega hasta el final de la columna vertebral, sino hasta la primera, segunda o tercera. El final de la columna es el lugar para aplicar la epidural, desplazando con la aguja partes de fibras de esa zona lumbar. De la médula espinal emergen 31 pares de nervios raquídeos o espirales.

 

SISTEMA NERVIOSO PERIFÉRICO

Parte del sistema nervioso que une los centros nerviosos con los órganos periféricos. Está formado por nervios y gángleos.

NERVIOS. Los podemos clasificar según su distribución: craneales, que se originan en el encéfalo, espirales, su origen está en la médula espinal, y vegetativos, destinados a músculos lisos y vísceras.

Otra clasificación según su función es: motores, son los que dan órdenes y parálisis, sensitivos, influyen en el grado de anestesia, son los que recogen la sensación de pinchazo, y nervios mixtos, que tienen fibras de las dos clases.

 

GÁNGLEOS. Son formaciones nodulares y engrosamiento situados en el trayecto de los nervios. Puntos de entrecruzamiento dónde se realizan sinapsis.

Los gángleos tienen una cápsula fibrosa que es continuación del epineuro, y un interior del gángleo formado por cuerpos neuronales y fibras nerviosas.

 

NERVIOS CRANEALES.

Los nervios craneales son doce, y se originan en el encéfalo. Están en pares, todos son pares, se representan en números romanos:

  1. Olfatorio, parte desde la lámina fibrosa del hueso etmoides y se dirige en su parte eferente hacia el encéfalo, recogiendo estímulos olfativos.
  2. Óptico, recoge estímulos visuales.

III. Motor ocular común.

IV. Patético o troclear.

  1. Nervio trigémino, es un nervio mixto (es motor y sensitivo a la vez), motor para los músculos masticadores y sensitivo para la cara.

VI. Motor ocular externo, los nervios III, IV y VI se encargan de inervar la musculatura del ojo.

  1. Nervio facial, es el nervio de la mímica (reímos, lloramos,…) es un nervio motor para la cara. Tiene una parte sensitiva para la lengua y el conducto auditivo externo (ej. Morder la lengua).
  2. Nervio auditivo o vestíbulo coclear, tiene dos partes, la vestibular, relacionada con la posición estática y el equilibrio, y la auditiva, que recoge la audición.
  3. Nervio glosofaríngeo, inerva la lengua, la faringe, glándulas salivares,…
  4. Nervio vago o neumográstico, inerva la faringe, laringe y los órganos respiratorios. Es un nervio largo, inerva el testículo, los ovarios y los órganos digestivos.
  5. Nervio espiral, inerva el músculo trapecio y esternocleidomastoideo. Ej., es el que sube el hombro.
  6. Nervio hipogloso, músculo de la lengua (motor).

 

Los nervios craneales son sensoriales el primero, el segundo y el octavo. Son motores el tercero, cuarto, sexto, decimoprimero y decimosegundo. El resto son nervios mixtos, funciones sensitivas y motoras, quinto, séptimo, noveno y décimo.

En cuanto al sistema nervioso periférico, los nervios que salen de la médula (espirales) 31, bilaterales, 8 cervicales, 12 torácicos, 5 lumbares, 5 sacros, 1 nervio coxígeo.

La región cutánea inervada por un nervio espiral se llama “ “. Ej. El herpes zoster ocupa todo el trayecto de un nervio espiral.

Los ganglios y nervios vegetativos aseguran la inervación motora y sensitiva de vísceras, músculos lisos y corazón.

Otros aspectos biológicos del sistema nervioso: hay diferencia ente el cerebro del hombre y el de la mujer. Las niñas, dos años antes, son mucho más intuitivas.

El cerebro pesa de media 1180 gr. en el hombre y 1080 gr. en la mujer. Representa el 2% del peso total del cuerpo. En el adulto mide 17x14x13 cm., su menor peso lo alcanzan en los 90/100 años y su mayor a los 65 años.

La corteza cerebral, así constituida como tal, parece en los mamíferos, mientras que el desarrollo encefálico termina en el neoestriade y en los reptiles en el pallidun.

El desarrollo del cerebro humano se debe en gran parte a la corteza cerebral, manto y pallidun, debido a la cantidad de pliegues que se desarrollan en la superficie del cerebro, los cuales llevan consigo hendiduras, protuberancias, etc.

En cuanto al número de neuronas, se calcula que las 15 millones de las que dispone el hombre ya se tienen a los seis meses de vida fetal. Más tarde, con la evolución se van destruyendo.

Lesión de un nervio: existía una especie de dogmas que decían que los nervios, una vez dañados, ya no podían repararse. Últimamente se ha visto que los axones de la médula y los nervios se recuperan por unos mecanismos observando cicatrización de neuronas dañadas en estudios en anfibios.

Por otra parte, las células olfatorias de las láminas cribosas, se ha visto que se regeneran y son las primeras que admiten posibilidad transplante con células madre. De esta forma, se ha visto que estructuras como el bulbo olfatorio, la afasia dentada del hipocampo, etc., intervienen en la neurogénesis y permitirían aislar células de estos lugares, cultivarlas in Vitro, y transplantarlas “en vivo” en otro individuo (o al mismo). Hoy por hoy, son las únicas neuronas que se sabe que se reproducen (hay estudios para transplantar células madre en el órgano corticoide). La sordera causada por pérdida de células ciliadas cloqueadas o de neuronas del ganglio espiral, se han podido concebir esperanzas para el desarrollo futuro de tratamientos basados en células madre, ya que se han aislado células ciliadas en el oído interno que son capaces de obtenerse a partir de células madre embrionarias.

Otros aspectos biológicos; estudios de la Universidad de Oxford, publicados en Nature en estudios con niños de 8 a 9 años, a los que se les pide que rellenen huecos en blanco dentro de un texto de lengua inglesa en el que faltaban verbos irregulares en tiempo pasado, y que se practicaban para relacionar el desarrollo del deletreo precoz. Los niños completaron los huecos intuyendo las conjugaciones, cuyas reglas aún no habían aprendido en la escuela (el sistema de educación inglés precisa de varios años para que los niños aprendan cuándo deben utilizar la terminación –ed para representar el tiempo pasado). Este hallazgo puede tener importantes implicaciones en las teorías del aprendizaje verbal. indica que los morfemas presentan un papel fundamental en este proceso de aprendizaje que permite a los niños deletrear palabras no conocidas.

Papel del cerebelo en el lenguaje: estudios con resonancias magnéticas nucleares practicados en individuos que aprendían a manejar el ratón del ordenador muestran los cambios de actividad en las fisuras superior posterior del cerebelo durante el proceso de aprendizaje. El uso del ratón significa una interiorización del modelo de aprendizaje de tal forma que el cerebelo, que constituye el centro de control del movimiento, parece ser responsable de que seamos capaces de comunicarnos a través del lenguaje, pensar, resolver problemas, y establecer atención visual.

La fonación es un proceso regulado por el sistema nervioso central y periférico, que coordina la actividad motora y el acoplamiento funcional del resto de los elementos que participan en la generación de la voz y en su percepción. Hay algunas actividades que son o requieren mayor preparación que otras (la articulación de la voz, actividad artística en el canto, expresión de las emociones y la personalidad individual).

La fonación es un acto mecánico de la producción vocal que tiene lugar por el paso del aire expirado a través de las cuerdas vocales, a las cuales hace vibrar. Las interrupciones de la columna de aire originan una onda sonora que resuena en las cavidades supraglóticas (faringe, cavidad bucal, nariz, senos paranasales,…)

La neurología permite y el cerebro controla (si no hay alteraciones) todos los mecanismos y variables fonatorias.