Vida sexual sana ¿De qué depende?

Vida sexual sana. Ser sano sexualmente se refiere a una serie de cualidades que pone en evidencia una persona, no solo en el contexto íntimo sino también en el plano social en general. Una persona sana sexualmente, cuida su salud física y también la emocional para estar a gusto con su propio cuerpo y desarrollar su sexualidad con total amplitud, sintiéndose cómodo y seguro de sí mismo.

Si quieres tener una vida física y emocionalmente sana, debes tener una vida sexual igual, en la cual la conexión con otra persona en el espacio íntimo, te produzca sensaciones placenteras, que ambos disfrutan.

Vida sexual sana

¿Qué es la salud sexual?

La Salud Sexual es definida por la OMS, Organización Mundial de la Salud  como “un estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad“.

Vida sexual sana

¿Qué es el placer sexual?

El placer sexual se refiere a las sensaciones agradables y placenteras asociadas a las experiencias sexuales. Estas sensaciones pueden producirse por contacto sexual y otras veces surgen por pensamientos y fantasías.

El placer sexual se experimenta en el propio cuerpo o se proporciona a otra persona, por ejemplo acariciándolo en distintas partes de su cuerpo o estimulándolo con imágenes, palabras etc. una persona también puede darse placer a sí misma, tocando sitios de su propio cuerpo, observando u escuchando algún estímulo.

En síntesis las sensaciones se producen al estimular zonas altamente sensibles que se conocen como zonas erógenas.

Vida sexual sana

¿Se vinculan la salud y el placer sexual?

La respuesta es Sí!. En la medida que una persona sea sana sexualmente, tendrá todas las posibilidades de experimentar placer.

Por ejemplo, una persona con una autoestima baja, es muy posible que no llegue a conocer el placer sexual; porque quizás ni siquiera intente estar cerca de alguna persona y dejarse acariciar por ella. También es muy probable que no se atreva a proporcionarse placer de manera individual, pues los tabúes internos no se lo permiten.

¿Cómo tener salud sexual?

Salud sexual no se refiere a practicar mucho sexo, y aunque no podemos negar que haya una parte importante que se relaciona con cuerpo y el erotismo, en la que los sentidos juegan un papel importante, se debe entender la expresión sexual más allá de la genitalidad.

Relacionar salud y vida sexual, con la cantidad de veces que se practica el coito es reducir el concepto a su aspecto genital.

La salud sexual entonces implica muchas más cosas, su sentido es más amplio que tener relaciones sexuales únicamente. Aquí  mencionaremos algunos rasgos de la salud sexual a modo de enunciados:

Aceptación y valoración de ti mismo

  • Sentirte bien con tu cuerpo
  • Amar tu cuerpo, valorar tu imagen y conocerte
  • Cuidar de ti mismo, tengas pareja o estés solo
estima

Bienestar

  • Saber que tu sexualidad es sana siempre que te aporte bienestar y puedas disfrutarla a nivel físico, psicológico y emocional.
  • Disfrutar del placer sexual.
  • Tener claro que si te causa displacer o malestar, no es sano
  • Saber qué deseas y qué no deseas hacer en lo referente al sexo
sexo

Comunicación

  • Tener la confianza suficiente para comunicar a tu pareja lo que deseas. La comunicación con tu pareja dará paso al conocimiento de los gustos de cada uno.
  • No cohibirte con tabúes. Hay momentos en los que es muy importante que des libertad para ciertos comportamientos, juegos,  palabras eróticas o fantasías verbalizadas que pueden ayudar a la satisfacción sexual.
  • En la sexualidad no hay nada vergonzoso, el único límite es el respeto a las decisiones de las personas con quien se comparta.
  • Estimular la capacidad de imaginar y fantasear es fundamental
  • Practicar la seducción, el erotismo, las caricias, para experimentar un estado de bienestar físico, psicológico y emocional.
comunicacion

Vivir la sexualidad sin que ella dependa del orgasmo

  • Valorar a tus órganos genitales como parte de tu sexualidad pero, sin pensar que tu sexualidad sólo tiene que ver con tus genitales, así no reduces tu capacidad de sentir placer.
  • Entender que la experiencia orgásmica es un estado de clímax en la excitación que resulta muy agradable cuando se produce, pero no es la condición para el placer.
  • Concebir al coito y la penetración como prácticas sexuales, entre otras posibilidades. Éstas no son las únicas posibles, ni necesariamente las mejores ni las más satisfactorias para todos los hombres ni para todas las mujeres.
ser felices sexualmente

Reconocimiento de la diversidad

  • Estar cómodo con tu orientación sexual
  • Interactuar con ambos géneros de una manera respetuosa.
  • Mostrar tolerancia hacia las personas con diferentes valores y modos de vida sexuales.
  • Rechazar estereotipos respecto de la sexualidad de las diversas poblaciones
Vida sexual sana

Sexo seguro

Vida sexual sana

Respeto

  • Hacer respetar tus límites, y respetar los de tu pareja.
  • Evitar toda relación basada en la explotación y la manipulación.
Vida sexual sana

Salud y edad

  • Disfrutar y expresar la sexualidad durante el transcurso de la vida, sin importar el pasar de los años
  • Asistir a reconocimientos médicos regulares e identificar posibles problemas de salud
Vida sexual sana

Conclusión

Hay organizaciones a nivel mundial, que han puesto su interés en sensibilizar y concientizar a la población, sobre la importancia que tiene el ámbito sexual en la vida cotidiana.

La salud sexual forma parte de la personalidad de todo ser humano y su desarrollo pleno depende en gran parte, de la satisfacción de sus necesidades humanas básicas, tales como: el placer, el amor, la intimidad o el deseo de contacto.

Entre los beneficios de la salud sexual que se relacionan con el placer sexual podemos mencionar a grandes rasgos los siguientes: mejor salud en general, mejor sueño, mejor autoestima, mejor estado físico, menos estrés y tensión y finalmente una vida más prolongada.

Please follow and like us:

1 comentario en “Vida sexual sana ¿De qué depende?”

Deja un comentario